miércoles, 24 de octubre de 2012

LOS EXTRACTOS LÍQUIDOS Y BLANDOS DE HIERBAS MEDICINALES


LOS EXTRACTOS LÍQUIDOS Y BLANDOS DE HIERBAS MEDICINALES

Existen en farmacia extractos fluidos, blandos, secos, alcohólicos, etéreos, etc.
Aquí solamente daremos la preparación de extractos líquidos. Estos pueden prepararse en casa.

Claro está que no serán preparados con toda la técnica que la Farmacopea exige, por ello se recomienda para los casos de plantas cuyos principios activos no requieran una delicada y muy exacta dosificación.

Se desaconseja por ejemplo: la digital, la nuez vómica, la cola, el quirquincho, la coca, el mburucuyá, que deben ser preparados por el farmacéutico exclusivamente.
En cambio la alcachofa, el ambay, la polígala, el eucaliptus, la zarzaparrilla, la doradilla, la malva, el marrubio, la quina, la cáscara sagrada, la carqueja, el boldo, la anacahuita, etc., se pueden preparar en extracto fluido.
Es tan ventajosa como la tintura.
Cada gramo de extracto fluido equivale a la misma cantidad en peso, aproximadamente da la planta
total. 
En vez de usar el incómodo y caro procedimiento de la infusión, o cocimiento, que significan pérdida de tiempo y no puede conservar más que por uno o dos días en verano, muchísimo más útil resulta la obtención casera de tinturas o extractos fluidos.

EJEMPLO DE EXTRACTO LIQUIDO DE RUIBARBO Y ALCACHOFA
Ruibarbo en polvo ............... 1.000 g
Alcohol de 90° ...... . ....... . ... 200 cc.
Agua: la cantidad necesaria para obtener un litro de extracto.
Se deja en contacto el ruibarbo con más o menos 1 litro de agua durante 24 horas. Se cuela por lienzo. Se guarda el líquido obtenido. Al polvo macerado se le agrega 500 cc. de agua.
Se deja en maceración 24 horas más. Luego se le agrega el primer líquido colado. Se pone el total en baño maría. Se hace evaporar hasta reducir a 600 cc. Se le añade, una vez tenga la temperatura ambiente, 200 cc. de alcohol, previamente diluido con 200 cc. de agua.
Recomiéndase añadir cien gramos de glicerina. Esto ayuda a que no precipite el extracto líquido y, además, conserva mejor. Guárdese en frascos herméticamente tapados y al abrigo de la luz. Administrar cuarenta o cincuenta gotas en dos o tres veces diarias.

NOTA: Esta forma, el extracto, lo mismo que las tinturas, es más ventajosa que la infusión, el cocimiento o tisanas. No se altera. Está bien dosificado. Se puede llevar consigo en viajes, la fábrica, la oficina, para usarlo en la hora deseada o precisa.

EXTRACTO LIQUIDO DE ALCACHOFAS
Es el extracto tipo que se expende bajo distintas marcas, sin la exactitud de la dosificación constante de éstos.
Alcachofas ..................... 1.000 g
Alcohol a 90° ..... . ...... . . . 200 cc.
Agua: cantidad necesaria.
Se colocarán en una cacerola esmaltada las alcachofas. Se le agrega la cantidad de agua suficiente para cubrirlas. Se las deja macerar durante 24 horas. Se las lleva al fuego pero al baño maría. Se evapora hasta reducir el líquido a 600 cc. Se deja macerar 24 horas más. Se cuela por estameña o lienzo. Se le agrega los 200 cc. de alcohol, previamente diluido en 200 cc. de agua. Luego se añade 100 gramos de glicerina. Claro que es conveniente reducir el líquido al baño maría a 500 cc. en vez de a 600, a fin de obtener un total de 1.000 cc., después de agregado el alcohol, el agua y la glicerina, al final de la operación.
Diez cc. de extracto equivale, aproximadamente, a diez gramos de la planta fresca total.

EXTRACTOS FLUIDOS – PREPARACIÓN MAS EXACTA. (REQUIERE APARATO LIXIVIADOR)

1.000g. De hierbas medicinales, picadas finamente y secas. Se ponen en remojo con la cantidad suficiente del vehículo (alcohol con la adecuada graduación para cada extracto). Se deja cinco a seis horas en recipiente bien tapado. Se coloca esta preparación en un lixiviador, apretando regularmente la masa. Se añade más alcohol.
Al notar que el líquido empieza a gotear del lixiviador, se cierra el orificio y se deja en maceración a una
temperatura de 25 a 28 grados durante 48 horas más o menos. Luego se abre el robinete de paso y se deja caer el líquido gota a gota. Se recoge la primera parte caída. Se agrega más cantidad de a lcohol y se deja escurrir gota a gota. Se evapora este alcohol recogido a baño maría hasta tener un total en peso igual a la planta empleada. Es decir, en este caso, se evapora hasta recoger 1.000 cc., ya que empleamos 1.000 g. de hierba medicinal bien picada.
Este extracto fluido es de contenido medicamentoso más constante. Mejor dosificado. Es fácil el procedimiento. Solamente requiere comprar, en cualquier casa del ramo, el lixiviador de dos, tres o según los litros que se desee preparar.

Repetimos.
Es la forma más cómoda y barata, en cuanto a duradera y segura de obtener una preparación para ser administrada a los enfermos en cualquier momento y lugar. Se transportan grandes cantidades de hierbas medicinales a todas partes, Notamos cuán, adaptada es esta forma farmacéutica a esta época de apremios, angustias, por falta de tiempo y, especialmente, por el desorden que trae la locura colectiva moderna.

Al alcohol usado para extraer los principios activos de las plantas se agrega un 2 por ciento de amoníaco, ácido clorhídrico o ácido acético, según las hierbas. Esto aumenta el poder de extracción hasta llegar al agotamiento total del vegetal.